sábado, 7 de enero de 2012

¿ Por qué se usa la palabra "puta" peyorativamente?

¡Hostia puta, tu puta madre, qué bajo hemos caído!, exclamará más de uno.

La palabra "puta", en su origen, no tiene nada que ver con el que llaman eufemísticamente el oficio más antiguo del mundo, sino que es un hipercultismo latinizante, superelegante, la gran profusión de cuyo uso se debe no a su valor culto, sino a su cruce inevitable con su homónimo "puta".

Hay que empezar diciendo que esta es una palabra santa en latín, y que mucho antes de que se usase para denominar a las meretrices, que ya tenían nombre, se usó como adjetivo derivado del verbo putare, que pasó al español como podar (y en los cultismos computar, putativo, disputa, diputado reputación… con los significados de pensar, calcular, elegir, destinar, atribuir&hellip pero cuyo significado anterior aún, con vigencia plena en el latín clásico, era "limpiar".

Putus, puta, putum, significa por tanto, puro, limpio, y además, para reforzar ese significado, precedido casi siempre de purus, pura, purum, que también significa puro, con lo que viene a reforzar el limpísimo significado de putus, puta, putum.

Cicerón dice "meae putíssimae orationes" (que a palo seco traduciríamos "mis putísimos discursos") con la clara intención de decir "mis magníficos discursos" o algo por el estilo; en cualquier caso, algo altamente elogioso.
Cuando Plauto dice "purus putus sycofanta est", que podríamos traducir a ojo "es un putísimo (purus + putus = sup.) embustero", con rigor de diccionario debemos traducirlo "es un puro y auténtico embustero".
Y cuando Gelio dice "pondus argenti puri puti", que a botepronto traduciríamos "puta plata", hemos de traducirlo, diccionario en mano, como "moneda de pura plata auténtica".

Fuente: http://eldesinformal.blogcindario.com/2009/05/00541-origen-de-la-palabra-puta.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada